Essay
El futuro comienza con los que empiezan a leer

El futuro comienza con los que empiezan a leer

Socorro Venegas

Puede decirse, porque es cierto, que los prejuicios sobre la literatura infantil y juvenil (LIJ) se mantienen firmes en el mundo actual: aún se sigue creyendo que es un espacio pueril, donde todo lo que se escribe o ilustra para los más pequeños es fácil de hacer. Es cierto que hay calidades distintas, diversas apuestas y cada vez miradas más arriesgadas. Algo está cambiando en la búsqueda de carta de ciudadanía del libro para niños.

En unos días la Feria Internacional del Libro de Guadalajara dedicará el Homenaje al Mérito Editorial a una editora de LIJ: la colombiana María Osorio Caminata, directora de Babel Libros. Es la segunda vez que se homenajea a una editora de esta especialidad. Peggy Espinosa, de Petra Ediciones, fue la primera hace cuatro años. Igual que María, también mereció el BOP (Bologna Prize Best Children’s Publisher of the Year), tal vez el reconocimiento más relevante para un editor en la feria del libro más importante en el mundo de la LIJ allá en Italia.

Fundada en 2005, Babel Libros es un extraordinario referente en Iberoamérica, un ejemplo de cómo un proyecto editorial puede convertirse en una apuesta integral de formación lectora. En la declaración de principios de Babel, leemos que se busca “la publicación de obras de destacado valor literario y estético que, o bien han desaparecido de los catálogos editoriales, o nunca antes han sido publicadas”.

A la cabeza de Babel está María. Edita y publica libros, pero también abrió una librería desde donde distribuye en Colombia títulos de otros sellos editoriales independientes de Venezuela, España, Argentina, Colombia por supuesto y México; Babel es también una biblioteca especializada que presta libros a domicilio, ahí se proponen lecturas con un tema distinto cada mes. Una insuperable síntesis la hace John Naranjo, diseñador, editor y director de la editorial colombiana Rey Naranjo, que sitúa así la aventura libresca de Osorio: “Son todas las formas de lucha reunidas en un solo concepto para que la literatura de calidad entre a los hogares”.

El camino que llevó a María a construirse como editora y librera fue su gran vocación como promotora de lectura. Fue directora de publicaciones de la Asociación Colombiana para el Libro Infantil y Juvenil. En abril de 2001 fundó Babel Libros y pronto se dio cuenta de que necesitaba ampliar los circuitos lo más posible no sólo para sus libros, sino para los de los demás. Ganar “visibilidad y carta de ciudadanía al libro para niños” ha sido la tarea en la que se ha empeñado, según sus propias palabras.

Quise que estas líneas sumaran otras voces, las de amigos y colegas de María que han seguido de cerca su trayectoria. Una de las cualidades que más aprecian es su capacidad para tejer redes de trabajo colaborativo. La editora mexicana Mónica Bergna dice: “Creo que María es un ejemplo de lo que es ser una editora, su trabajo va más allá de publicar, producir o vender un libro, es una promotora incansable de la LIJ en Colombia, trabaja de la mano con libreros y bibliotecarios, los forma y comparte con ellos pasiones y conocimiento”. La editora venezolana María Fernanda Paz añade: “Nos ha hecho entender y trabajar en función de que unidos somos más fuertes. Su influencia en la circulación del libro para niños en América Latina ha sido clave y su discurso sobre la importancia de la formación de lectores desde el trabajo del editor ha permeado en muchos editores”.

El ilustrador español Jesús Cisneros opina: “Creo que lo importante del trabajo de María en su labor como editora ha sido dar a la luz los libros que ella consideraba necesarios, sin importarle otras consideraciones. Esa honestidad de un trabajo lento y minucioso está presente en toda su trayectoria, pero tal vez es en ejemplos recientes donde se aprecia en toda su madurez”.

María no sólo corre riesgos como editora, estas son las palabras de Fanuel Hanán, especialista en LIJ y editor: “Las editoriales independientes, como Babel, enfrentan grandes retos, como la capacidad para reinventarse ante las amenazas del mercado: piratería, acceso a contenidos gratuitos en la web, descenso de las compras públicas… Además de poder concertar esfuerzos para lograr una oferta que mantenga esa búsqueda permanente de lo alternativo, la innovación y la autenticidad”.

Cuando pregunté cuál es el libro que más les gusta entre los editados por Osorio, la mayoría mencionó La mujer de la guarda, de Sara Bertrand, ilustrado por Alejandra Acosta, “un libro maduro, donde se evidencia su crecimiento como editora; un libro arriesgado, y un libro que abre una nueva colección donde ha venido publicando títulos de gran calidad literaria y gráfica”, dice María Fernanda Paz. Cisneros agrega: “El texto contiene un doble relato (una historia dentro de otra historia) y todo el libro en su concepción está presidido por la dualidad, la simetría y el reflejo. La experiencia de la lectura y de la contemplación de las imágenes desencadena así un juego de ecos y resonancias. Es un libro ilustrado que no busca una mirada pasiva y complaciente, sino la participación activa del lector para completar su significado”.

Fanuel Hanán menciona Matador, de Wander Piroli y Odilon Moraes: “En este libro, haciendo la comparación con la edición original, resulta sorprendente constatar cómo una certera y sabia decisión de cambiar la secuencia del final otorga una potencia inusual a un mismo proyecto…: definitivamente, la mano de un editor inteligente y sensible puede cambiar un libro, puede hacerlo inolvidable”.

Un trabajo inolvidable, sensible, decisivo y generoso es el de María Osorio Caminata. No desvinculado de la labor de editores de libros para adultos. El título de esta columna es una frase suya: “el futuro comienza con los que empiezan a leer”. Una invitación para que todos recordemos que la infancia es acaso la época más propicia para formar lectores exigentes y capaces de apreciar la belleza en un libro. Y que éstos serán los lectores de los catálogos para adultos.

 

Socorro Venegas es escritora y editora. Ha publicado las novelas Vestido de novia (Tusquets, 2014) y La noche será negra y blanca (Era, 2009); los libros de cuentos Todas las islas (UABJO, 2003), La muerte más blanca (ICM, 2000) y La risa de las azucenas (Fondo Editorial Tierra Adentro, 1997 y 2002).  Ha recibido el Premio Nacional de Cuento “Benemérito de América”, Premio Nacional de Novela Ópera Prima “Carlos Fuentes”, Premio al Fomento de la Lectura de la Feria del Libro de León y el Premio Ciudad de México por el programa “El Fondo visita tu escuela”. Dirige las colecciones para niños y jóvenes del FCE. Su Twitter es @SocorroVenegas

 

©Literal Publishing. Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta publicación. Toda forma de utilización no autorizada será perseguida con lo establecido en la ley federal del derecho de autor.


Posted: October 30, 2018 at 9:44 pm

There is 1 comment for this article
  1. CLIC AQUÍ at 11:46 am

    La lectura permite mejorar una gran ortografía. Ayuda al desarrollo y perfeccionamiento del lenguaje. Mejora la expresión oral y escrita y hace el lenguaje más fluido. La lectura da facilidad para exponer el propio pensamiento y posibilita la capacidad de pensar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *