Current Events
LOS MEJORES LIBROS DE 2017

LOS MEJORES LIBROS DE 2017

Diversos autores

Naief Yehya

l final del periférico, de Guillermo Fadanelli

Tráiganme la cabeza de Quentin Tarantino, de Julián Herbert

Homo Deus, Yuval Noah Harari

Sandra Lorenzano

Un vaquero cruza la frontera en silencio, de Diego Enrique Osorno

Elegí el libro de Diego porque me resultó absolutamente conmovedor. El trabajo que hace con la memoria familiar y afectiva, sumada a la crónica y a la denuncia de la violencia en la frontera norte de México, es un modo de ponerle palabras a los silencios atronadores que nos rodean. Construye así un ejercicio ético que es a la vez llanto por este dolido país nuestro, y abrazo amoroso y solidario.

Via Corporis, de Pura López Colomé 

Los poemas de Pura, las pinturas sobre radiografías de Arreola, y los cuerpos que sangran, que duelen, nos llevan de la piel desgarrada a la meditación, y nos traen de regreso sacudidos,  transformados. “Búsqueda espiritual, hacia el interior –dice la poeta–, hacia el porqué de esta vida, de Dios en ella y en el cuerpo.” Uno de los libros de poesía más impresionantes que he leído en mucho tiempo.

El inconcebible universo. Sueños de unidad, de José Gordon

Leer a Pepe Gordon es siempre un gozo absoluto, ya sea que hable de literatura, de espiritualidad o de una de sus grandes pasiones: la ciencia. En su prosa los campos, los intereses, los temas, los géneros, se suman, se entretejen y hacen de cada párrafo un homenaje a la mejor literatura. El inconcebible universo va de Borges al bosón de Higgs, de Octavio Paz a Stephen Hawking, de la poesía a la física, para mostrar que el sueño de unidad entre el ser humano y el cosmos nos ha constituido desde el comienzo de los tiempos, abriendo puertas y miradas hacia fuera y hacia dentro de nosotros mismos. Maravillosas ilustraciones de Patricio Betteo.

La pampa imposible, de David Miklos

Leo a David con enorme gusto e interés desde su primera novela. Su prosa sutil y a la vez sólida y sugerente me ha parecido siempre una de las más atractivas de la literatura mexicana actual. Este nuevo libro retoma esos mundos casi inasibles que tanto le gusta dibujar, en los que el extrañamiento está siempre en el punto liminar entre las pieles y la historia, entre el deseo y el dibujo de las palabras. Con el fin de la infancia llega el dolido fin de la inocencia en una pampa que –quizás– jamás ha existido.

A los cuatro elegidos sumaría dos más  cuya lectura me ha atrapado: Lo que soñé mientras dormías, el delicioso debut literario de la cabaretera y activista Ana Francis Mor. Los Cuentos reunidos, de Esther Seligson, una autora a la que regreso siempre por su brillantez y profundidad, por su descarnada y conmovedora mirada sobre el mundo y la creación.

David Miklos

Este año proliferaron los libros de narrativa de voces nuevas y consolidadas, así como varios ejercicios de ensayo y no ficción, por no decir híbridos. Reducir las lecturas admiradas a tres (o cuatro) no es fácil, pero he aquí mi puñado de obras elegidas. En el campo de la novela, Temporada de huracanes, segunda novela de Fernanda Melchor, me parece la más lograda en varios sentidos: por un lado, sin dejar el tema de la violencia que nos acosa de lado, encuentra el modo de abordarlo de una manera brillantemente oblicua y a través de una prosa que confronta, sin tregua, al lector, en una experiencia que no es otra cosa sino ficción vivida (y vívida). En un renglón aparte, Diario de faros, de Jazmina Barrera, es una hermosa bitácora de obsesiones, a caballo entre el diario personal y el esbozo de un ensayo que nos ofrece las puertas abiertas de una multitud de faros (reales y metafóricos). Finalmente, el cuento encontró dos de sus mejores expresiones en libros antitéticos que, en su intersección, representan ejercicios estéticos sin parangón: La vaga ambición, de Antonio Ortuño, y Las moradas, de Nicolás Cabral.

Jaime Mesa

Tiene que llover (tomo 5)
Karl Ove Knausgard
Anagrama

La quinta entrega de esta saga de la memoria y la pérdida paterna llega al momento en que Karl Ove (el personaje de “ficción) comienza a volverse escritor. Me parece que se conecta con la elegante introspección y diáfana honestidad del tomo 1 que, hasta la fecha, es el mejor. Vuelven las dudas y el poder dinámico de ese conflicto interior que titubea entre el tedio y el vértigo.

The Night Ocean
Paul La Farge
Penguin Press

Me parece la mejor novela de 2017. La búsqueda que emprende Marina Willet para rescatar a su esposo de las garras del misterio y las sombras, atraviesa la vida secreta (homosexualidad y pedofilia incluidas), sintetizadas en la obra The Erotonomicon, de H. P. Lovecraft. La historia cruza décadas, países y alimenta una conciencia fenomenal sobre la intriga y la memoria. El poder narrativo de La Farge revisa un lado b insospechado.

La vaga ambición
Antonio Ortuño
Páginas de espuma

¿Será el mejor libro de Ortuño hasta la fecha? Probablemente. Estos cuentos son una síntesis de su obra: poder, impulso, golpes de mazo y, ya explorado en esa magnífica novela que es Ánima, el medio y el trabajo artístico como tema. La prosa es impecable, contenida y alcanza niveles de una densidad literaria poco vistos en la literatura mexicana. Este libro narra el desarrollo de un escritor y su lucha épica contra los demonios habituales.

Temporada de huracanes
Fernanda Melchor
Literatura Random House

Este libro logró unir la revisión social con la gran literatura. El qué junto al cómo. Descendiente de una tradición que va de Faulkner a García Márquez, Melchor aterriza en Veracruz un hecho y lo revisa a través de una voz comunitaria, desde varios puntos de vista, que nos arrastra con un poder narrativo grotesco y cautivador.

Por la noche blanca
M. Oliveira
Ediciones B

El hallazgo en esta novela es la voz narrativa. Un joven de 19 años, chofer de Uber y dealer accidental, que cuenta su vida desde una imposibilidad: nociones filosóficas, conciencia diáfana del mundo y ritmo de reguetón. Lo que alcanza Oliveira es una ficcionalización de un idiolecto cuya posición sociológica lo niega. La paradoja rulfiana de que un personaje no puede hablar así excepto en el universo intrínseco de una novela verosímil. Esa construcción permite revisar nítidamente un mundo ajeno a nosotros cuyas barreras quedan rotas para meternos hasta la sustancia de la miseria y la violencia mexicanas.

Mónica Maristain

4321, de Paul Auster

Conviene tener un sitio adonde ir, Emmanuel Carrere

Solenoide, de Mircea Cartarescu.

Tanya Huntington

Arranco con una advertencia: aunque sé que en estos ejercicios lo más común es esforzarse por aparentar una objetividad cuasi robótica, este año he optado por elegir tres novedades que me llegaron de manera personal: a través de la investigación, la traducción y los lazos familiares. Espero que este procedimiento poco ortodoxo sirva para realzar la sinceridad de mis recomendaciones, en lugar de descalificarlas.

Los escritores vagabundos – Philippe Ollé-Laprune

Me topé con esta joya al estar investigando el tema de extranjeros que han escrito sobre México, categoría dentro de la cual cabemos tanto Ollé-Laprune como yo. Este “ensayo sobre la literatura nómada” va más allá de un solo contexto geográfico, revelando un espíritu compartido entre autores tan diversos como Hemingway y Ribeyro, Cendrars y Michaux porque, como señala el autor, “no vinieron para triunfar o hacer carrera”, sino que fueron expulsados de sus culturas de origen –mas no de estas páginas, para fortuna nuestra.

Rojo mexicano: La grana cochinilla en el arte – AA.VV.

A veces el ejercicio de la traducción sirve como una especie de seminario, es decir, aporta un conocimiento profundo de algún tema previamente desconocido, como era para mí el origen del color rojo que figura en los cuadros de Tintoretto, Velázquez, Renoir y Van Gogh. Tuve el placer de trabajar junto con David Medina Portillo en el proyecto de traducir algunos ensayos para este libro, el cual acompaña la magna exhibición que actualmente se presenta en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México. Entre muchas plumas e ilustraciones maravillosas se cuenta la fascinante historia de este insecto que habita en el nopal, y cuyo valor durante siglos era menor solamente al de la plata, debido al vibrante tono que brindaba primero a los textiles, luego a los artistas. De particular interés es el ensayo sobre el poder simbólico que ejercía el color rojo en Europa de Amy Butler Greenfield.

Opisanie Swiata – Veronica Stigger / Traducción de Paula Abramo

Estoy en medio de la lectura de esta novela brasileña; de hecho, me costó soltarla para poder cumplir con la entrega de mis tres recomendaciones para Literal. La incluyo no sólo porque el libro que estamos leyendo resulta muchas veces el más recomendable, debido al entusiasmo que produce encontrarnos todavía perdidos en medio de la trama, sino porque representa varios aspectos loables de lo que sucede aquí y ahora en el mundo literario mexicano. Antílope es una editorial independiente fundada por un manojo de jóvenes talentosos que no han cumplido todavía los cuarenta años, una de los cuales es, desde la semana pasada, mi nuera. Ella me recomendó personalmente este nuevo título dentro del contexto improbable de un bazar navideño familiar. Aunque ciertamente me gusta leer libros que han gustado a la gente cercana a mí, desde luego ya conocía yo la oferta de Antílope, sello que incluso ha compartido stand con Literal en diversas ferias literarias: su catálogo nos recuerda que aunque la revolución digital ha abierto fisuras en el mundo editorial, transformando no sólo el libro en sí sino en el modus vivendi de los autores, también ha permitido que desde las grietas florezcan proyectos impresos improbables y extravagantes –para citar dos adjetivos que emplean los arquitectos de este catálogo atinado. Además, se agradece siempre que haya esfuerzos reales por remediar el gran punto ciego que los hispanoparlantes de la región tenemos para con Brasil, país cuyas letras podrían transformar las nuestras, si las dejamos.

Gerardo Cárdenas

Novela: Los sueños de la serpiente, Alberto Ruy Sánchez. Recorrido mágico por un mundo donde la memoria, la imaginación, el olvido, el deseo y el mal se entrecruzan en el contexto de los dramas políticos del siglo XX.

Primera novela: Helena, Paulina Vieitez. Viajes, baúles, cartas –un mundo en transformación que va recreando una mujer que busca una segunda oportunidad.

Poesía: Let Them Eat Chaos, Kate Tempest. Un escenario distópico donde una tormenta confronta a varios personajes, vecinos pero desconocidos entre sí, con la angustia, marasmo y desesperación de la soledad.

Ensayo: On Tyranny, Timothy Snyder. Veinte pequeñas joyas en el contexto de la llegada al poder de Donald Trump en EU: veinte guiños sobre cómo resistir y oponerse a la tiranía.

Relato: I am the Brother of XX, Fleur Jaeggy: Magistral nuevo volumen de cuentos de la escritora suizo-italiana. Un torbellino de personajes tormentosos, de pequeños horrores posibles e imposibles.

Mabel Cuesta

The Tower of the Antilles de Achy Obejas

Había mucha neblina o humo o no sé qué de Cristina Rivera Garza

El libro de la derrota de Elena Hernández

Cuentos de todas partes del imperio de Antonio José Ponet

The Living Infinite de Chantel Acevedo

 

Ana Clavel

Fuego 20, de Ana García Bergua

Novela de aprendizaje existencial y al mismo tiempo fogosa comedia de enredos, Fuego 20 entrama la vida de dos jóvenes alrededor del incendio de la Cineteca Nacional. El estilo ágil, divertido, y la imaginación sorprendente de la autora encubren una estructura compleja, cargada de resonancias simbólicas, alegorías histéricas, parodias fantasmagóricas de un México ochentero que, a la distancia, se antoja incluso promisorio. Sin lugar a dudas, una obra de plenitud literaria.

Las cenizas y las cosas, de Naief Yehya

El narcisismo autoral puesto a prueba por una realidad desquiciada gracias a un desastre natural y la inoperancia de las instituciones, es el pretexto narrativo para urdir esta brillante novela paródica que revela las bajas pulsiones de nuestras vidas literarias, signadas de fracasos, fugaces reconocimientos y azar. La pluma de un Naief Yehya lúcido y mordaz consigue hacernos reír de nuestras debilidades y absurdos en un mundo donde el colapso no es sólo una metáfora literaria.

Amigas: los años noventa fueron mejores, de Sergio González Rodríguez

Crónica-ensayo del México de los años noventa que abarca por igual la cultura y las relaciones de pareja con desternillante desparpajo e ironía. Una mirada desencantada pero llena de inteligencia, sabiduría y humor. Tan cerca de Ibargüengoitia que hasta su autor refiere una crónica del más allá, en la que el escritor de Instrucciones para vivir en México, le habla en sueños posmodernos. Definitivamente un libro chispeante y luminoso para seguir conversando con Sergio González Rodríguez a pesar de su inesperada partida.

Miguel Cane

La vaga ambición, de Antonio Ortuño

Antonio Ortuño es, junto con Alberto Chimal, el mejor escritor de mi generación. Esto se advierte en sus novelas, como El buscador de cabezas o La fila india, que son una sutil mezcla de ácido humor negro hilvanado con un sentido espectacular de la trama. En este volumen de narrativa breve, ganador del premio Rivera del Duero, Ortuño demuestra en cada uno de los relatos, que van desde la ficción autobiográfica (el impresionante “Tragar aceite”) a lo estrafalario, lo surrealista y lo perturbador, que en la forma corta es igualmente cáustico, certero, envolvente, hilarante y profundamente humano. Breve y filoso como un cuchillo, este es un libro absolutamente imprescindible para los aficionados a la literatura desafiante de las convenciones y una excelente puerta de entrada para familiarizarse con el autor.

Ma’am Darling, de Craig Brown

La figura de la princesa Margaret (o bien, Margarita), hermana menor de la Reina Isabel II de Inglaterra, en un momento de la historia del siglo XX, fue un personaje icónico, principalmente por su carácter: célebre por ser caprichosa, grosera, petulante y “particularmente difícil”, Margaret era la otra cara de la moneda de su hermana y, de hecho, lo cultivaba. Con un humor áspero y rayano en lo cruel, Craig Brown (el principal satirista británico) crea un libro monumental en que reúne 99 viñetas –reales, imaginarias, paródicas– tomadas de la vida de este singular personaje, a la que se le atribuye ser la pionera del culto a la celebridad imperante hoy en día. Valiéndose de infinidad de recursos narrativos, periodísticos, psicológicos y humorísticos, Brown presenta un volumen lúdico e irresistible para cualquier lector, aunque será de especial interés para los fans de “The Crown” y de los chismes de la realeza. Pero cuidado al leer esto en el transporte público: puede causar carcajadas espontáneas.

Mrs. Osmond, de John Banville

En 1898, Henry James publicó lo que muchos consideran su obra cumbre en el terreno de la novela: Retrato de una dama, que presentó a Isabel Archer como uno de los personajes más fascinantes de la literatura universal y precursora de las heroínas de novelas de carácter más emocional, como Clarissa Dalloway (Virginia Woolf) o Mrs. DeWinter (Daphne DuMaurier). La novela es un gran clásico y no sólo fue la base de un espléndido filme de Jane Campion con Nicole Kidman al frente: también es el punto de partida para que el brillante y versátil narrador irlandés John Banville (El mar, Sudario) nos presente no exactamente una secuela, sino una especie de narración alternativa sobre el destino de Isabel Archer, durante y después de los últimos capítulos de la novela de James: haciendo un esmerado estudio del estilo jamesiano y, sobre todo, de su heroína, Banville nos presenta a Isabel Archer Osmond, malcasada con un hombre mezquino y ruin, verbi gratia, las manipulaciones de la siniestra y a la vez encantadora Madame Merle, dispuesta a no aceptar su destino como objeto: “La señora de…”; de este modo, Isabel decide luchar y Banville la lleva a una aventura donde los personajes ya conocidos y algunos de nueva creación, que no sobran –la formidable Miss Janeway, por ejemplo– se ven progresivamente llevados a un cambio drástico en el status quo al abrirse el siglo XX. Novela feminista, comedia de costumbres, misterio gótico, análisis psicológico, pastiche literario… todos estos elementos son con los que Banville (que es también un consumado autor de novelas policiacas y de novelas de terror para niños) juega para a un mismo tiempo rendir homenaje a su personaje preferido de la ficción y a uno de los pilares de la literatura, al cuál, asegura, le debe mucho. Y aquí lo compensa con creces.

Odette Alonso

Mamá es un animal negro que va de largo por las alcobas blancas, de Esther M. García

Ganador del premio internacional de poesía “Gilberto Owen Estrada” 2016-2017 de la Universidad Autónoma del Estado de México, es un libro perturbador que disecciona la figura de la madre desde los ángulos más oscuros: enferma, filicida, abortista, tarántula que acecha, que mutila, que envenena. “No hay palabras/ hay espinas”, dice Esther M. García y así son los versos de este cuaderno.

Temporada de huracanes, de Fernanda Melchor

Un cadáver, dos mujeres llamadas brujas, una casa llena de espantos y secretos, las habladurías del pueblo que fabrica el mito. El discurso alucinante de los narradores, con pocos signos de puntuación y con el tono veracruzano, arrastra más que el río donde encontraron al cuerpo de la Bruja Joven. Novelón de Fernanda Melchor.

AK 47, de Luis Aguilar

“Anochece un hombre rojo en la banqueta impura del rechazo”, dice Luis Aguilar y como a balazos, o instantáneas fotográficas, sorteando “la seda apenas perceptible que es el miedo”, va tejiendo el diario de un amor abrupto, un amor que es como todas las guerras perdidas: dolor y lumbre, carta enviada a ningún destinatario. Al final, lo único salvado de entre las ráfagas es “la maqueta de una casa que no habrá de construirse” y el agua, que “lava al sol los orificios de las balas”.

 

Luis Aguilar

Vuelta prohibida de Joaquin Hurtado

Fábulas e historias de estrategas de  Renato Tinajero

Wallau de GA Chaves

 

©Literal Publishing. Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta publicación. Toda forma de utilización no autorizada será perseguida con lo establecido en la ley federal del derecho de autor.


Posted: December 6, 2017 at 10:56 pm

There is 1 comment for this article
  1. Pingback: Las peores listas de lo mejor del 2017 en México - (SdL)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *