Essay
Una enciclopedia de preguntas

Una enciclopedia de preguntas

Isabel Zapata

Las lecturas no obligatorias de Wislawa Szymborska

• Wislawa Szymborska: Prosas reunidas (Traducción y prólogo de Manel Bellmunt Serrano, Malpaso, 2017).

1. Cuando la poeta polaca Wislawa Szymborska (1923-2012) ganó el premio Nobel en 1996, le pidió a su secretario que donara una parte del dinero a poetas, editores, traductores y revistas literarias en crisis con la única condición de que todo se hiciera en secreto.

Este detalle contiene, de algún modo, la potencia de su obra entera.

2. La mayoría de los libros quedan fuera de las mesas de los críticos. No me refiero sólo a libros, digamos, malos, sino a aquellos que por su tema o formato no tienen interés literario: manuales, catálogos, partituras, diccionarios, libros de divulgación científica, recetarios o guías de viaje. Sin embargo, como notó la poeta, a veces son esta clase de publicaciones las que más circulan en librerías y pasan veloces de mano en mano entre la gente. Y no es poca cosa.

Con estos libros en mente, Szymborska escribió, desde la década de los 60 y hasta sus últimos días, una serie de textos llamados lecturas no obligatorias que constituyen el grueso de su obra no poética. Publicados primero en el semanario polaco Zycie Literackie y más tarde en otras revistas y periódicos, no se trata de reseñas ni confesiones personales. Vaya, no son siquiera ensayos en el sentido tradicional del término. Más bien son dispositivos de expresión, notas de lectura, imaginaciones.

Editadas anteriormente en tres volúmenes por Ediciones Alfabia (Lecturas no obligatorias, Más lecturas no obligatorias y Siempre lecturas no obligatorias), las notas fueron reunidas y publicadas por Malpaso en 2017.

¿Cuál es la motivación detrás de estos textos? De cierta forma, la libertad. “El homo ludens con un Libro es libre”, dice Szymborska, “o al menos, tan libre como él sea capaz de serlo.” Para ella, los libros no son objetos de culto ni portadores de grandes verdades, sino pretextos para conversar con el lector. Si la conversación es una forma de entendimiento, entonces estos espacios de diálogo que los libros abren son también emisarios del libre albedrío. Preguntas que, juntas, forman la vida.

¿Por qué es importante, de vez en cuando, asustarnos? ¿Qué se siente enamorarse de un árbol? ¿Tienen infancia los animales? ¿Qué pensaba Chaplin sobre el trabajo de parto? ¿Cuál era la receta que usaban los aztecas para el tlacatlaolli (carne humana cocinada con maíz)? ¿Se cumplieron las profecías que Dzidiana Solska hizo para el año 1993? ¿Qué efecto tiene la música de Mozart en los enfermos de los nervios? ¿A qué huele el heno? No nos engañemos: detrás de la aparente ligereza de algunas de estas preguntas hay auténticas preocupaciones humanas, flechazos sutiles de rebeldía contra la línea oficial de pensamiento que implica escribir en una dictadura.

3. Sobre un cantante de ópera que durante cuarenta años tuvo la misma rutina (de la estación a un hotel, del hotel a la ópera, de vuelta al hotel, etc.), Szymborska dice: “Las memorias de Beniamino son aburridas, pero es un aburrimiento en cierta manera fascinante”.

La gracia de la rutina. El encanto de la monotonía.

4. El sentido del humor que se desborda en la obra de Szymborska revela su curiosidad radical. No le interesa entenderlo todo, pero sí observarlo todo. Su prosa no es simple, pero sí sencilla; no es plana, pero sí de una sola pieza. Es modesta en su acepción más bella: no hace ostentación de sus virtudes. “Que me disculpen las grandes preguntas por las pequeñas respuestas”, escribe falsamente en su poema Bajo una pequeña estrella. Digo falsamente porque está claro que no se arrepentía de no tener las respuestas. Es más, ni siquiera creo que las buscara.

Le bastaban las preguntas.

 

Isabel Zapata. Estudió Ciencia Política en el ITAM y la maestría en Filosofía en la New School for Social Research. Es autora del libro de poemas Ventanas adentro y co-fundadora de Ediciones Antílope.

©Literal Publishing. Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta publicación. Toda forma de utilización no autorizada será perseguida con lo establecido en la ley federal del derecho de autor.


Posted: February 1, 2018 at 3:29 pm

There is 1 comment for this article
  1. Juan Felipe at 6:31 pm

    Hay textos que persuaden y textos que interrogan. Los primeros, por lo general, se agotan en el intento vanidoso de instalar una voz propia en el otro, en el lector. Los segundos, en cambio, despiertan en este el deseo de una búsqueda en la que sus propias preguntas dialoguen con las del autor. Una reseña que se inscriba en la segunda clase de escritos tendrá por función algo más que invitar a los potenciales lectores de una obra a descubrirla. Su alcance llegará a un mérito igual de digno: provocar en los lectores que ya conocen la obra reseñada el vivo interés de redescubrirla, con los ángulos nuevos que aporta la reseña, con la sensación de que otra será la obra que encontraremos en el retorno. El bello texto de Isabel tiene ambos méritos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *