Current Events
Triunfo del presidente AMLO, derrota del mesías AMLO
COLUMN/COLUMNA

Triunfo del presidente AMLO, derrota del mesías AMLO

Sergio Negrete Cárdenas

Andrés Manuel López Obrador podría presumir una impresionante victoria en las elecciones federales y estatales a los 30 meses de gobierno (le quedan 40, pues el fin del sexenio se movió al 1 de octubre). Un observador externo habría esperado, probablemente, un fuerte retroceso electoral para Morena y sus partidos satélites (PVEM y PT), incluso uno que lo hubiera llevado a perder la mayoría simple en la Cámara de Diputados, varias gubernaturas y presidencias municipales importantes.

Esto por el desastroso desempeño registrado hasta el momento. AMLO es un hazmerreír internacional, visto como la mezcla de un bufón inepto y un demagogo con aspiraciones de dictador. A la contracción marginal del PIB en 2019 se agregó el desplome de 2020. El impacto del Covid era inevitable, pero ese golpe pudo ser mitigado con una política fiscal expansiva (un mayor déficit público) financiado con deuda. Atrapado por el fantasma del Fobaproa que combatió hace un cuarto de siglo, AMLO es un conservador fiscal y rechazó tajantemente hacer lo que tantos gobiernos ejecutaron.

El resultado está a la vista de quien quiera verlo: millones de nuevos desempleados y millones de nuevos pobres, con la brecha de la desigualdad todavía más grande. Un desastre que no se corregirá por completo en lo que resta de este sexenio. Con mucha suerte, el PIB por habitante de 2024 será similar al de 2018, un estancamiento no visto desde la Gran Depresión, hace casi un siglo.

Lo que llevaría a pensar que un electorado herido castigaría al gobierno, votando masivamente en su contra. Por lo menos, con ese partido político enfrentando un descalabro formidable, abriendo paso a la oposición. Un paralelismo sería la crisis económica de 1995 con Ernesto Zedillo, con el PRI perdiendo la mayoría simple en la Cámara de Diputados en la elección intermedia de 1997. De hecho, fue el preludio de la derrota en la elección presidencial tres años más tarde a manos de Vicente Fox.

Muy lejos de ello, lo ocurrido en la elección intermedia de 2021. Ciertamente, Morena pierde curules en la Cámara Baja, pero lejos de un desastre. López Obrador puede controlar (seguir controlando) desde Palacio Nacional una cómoda mayoría en San Lázaro, que puede cifrarse entre 280 y 300 diputados del total de 500 (dependiendo en parte de Movimiento Ciudadano, que es oficialista u oposición de acuerdo a lo que convenga a sus intereses del momento). La subordinación del Legislativo al Ejecutivo se mantiene, y el tabasqueño podrá aprobar leyes prácticamente a su gusto y sin que a sus iniciativas se les altere siquiera una coma. Básicamente, como en la era del priato más abyecto, o como ha sido durante los últimos dos años y medio. Además, el presidente gana control territorial, al aumentar significativamente el número de estados gobernados por Morena.

En ese sentido, una clara victoria para el presidente López Obrador. El votante clasemediero y rico le dio en buena parte la espalda, pero mantiene el apoyo de los más pobres. La identificación con su electorado es impresionante, recordando a Trump con tantos republicanos. Hiciera lo que hiciera, se mantuvieron fieles; así los millones adictos a AMLO.

Pero, por otra parte, perdió el mesías López Obrador, el político que se creía invulnerable y que no podía enfrentar ningún revés electoral serio. Ya no tendrá los votos para modificar la Constitución. No es algo menor: todo el andamiaje institucional que tanto detesta no podrá ser alterado. Sus comentarios sobre reelegirse o extender su mandato pasan a ser huecos ante la imposibilidad de aterrizar ese sueño legalmente. La visión obradorista de una primera mitad de sexenio exitosa, permitiendo cambios de mayor calado en los últimos tres años, quedó desfondada.

Otros cambios constitucionales tan profundos como fue legalizar su sueño de la revocación de mandato no podrán concretarse. De hecho, lo que demostró la elección intermedia fue la vulnerabilidad obradorista a un voto revocatorio, y en todo caso a una ciudadanía que lo rechaza y, desde que cerraron las casillas el 6 de junio por la tarde, ya piensa en 2024.

Porque, además, AMLO se quedó sin candidatos viables para sucederlo, con el mismo convoy del Metro en que murieron 26 personas descarrilando las aspiraciones de Marcelo Ebrard y de Claudia Sheinbaum. El primero irremediablemente asociado a ese desastre llamado Línea Dorada. No es que el Secretario de Relaciones Exteriores se vea forzado de nuevo a huir a París, pero tal desprestigio no podrá remontarse en una campaña. Un flanco tan débil que hasta el Secretario General de la OEA lo aprovechó para destacar la ineptitud o corrupción (o ambas) de Ebrard. Sheinbaum mostró, igualmente, ser un lastre, al perder más de la mitad de la Ciudad de México, por un cuarto de siglo el reducto electoral más potente del PRD y Morena. El que se debe estar frotando las manos es el senador Ricardo Monreal (más con la victoria de su hermano en Zacatecas).

La elección mostró a un presidente fuerte, pero también a un mesías maniatado. La segunda mitad del sexenio promete ser para AMLO mucho más agria y frustrante para quien se había acostumbrado a gobernar sin limitación alguna. Mantiene mucha libertad, pero ni mucho menos la que tenía antes del 6 de junio.

 

Sergio Negrete Cárdenas. Profesor de Tiempo Completo en la Escuela de Negocios del ITESO. Trabajó en el Fondo Monetario Internacional. Profesor en varias universidades de España y México, destacadamente la Universidad Pompeu Fabra y la Escuela Superior de Comercio Internacional, en Barcelona, la UNAM y la Escuela de Periodismo Carlos Septién en la Ciudad de México. Doctor en Economía y Maestría en Economía Internacional por la Universidad de Essex. Diplomado en Política Exterior de Estados Unidos por la Universidad de Maryland. Licenciado en Economía por el ITAM y en Ciencias de la Comunicación por la UNAM. Twitter: @econokafka

 

 

©Literal Publishing. Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta publicación. Toda forma de utilización no autorizada será perseguida con lo establecido en la ley federal del derecho de autor.


Posted: June 7, 2021 at 8:11 pm

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *