Current Events
Ana Merino, Andrea Jeftanovic y Liliana V. Blum recomiendan los mejores libros del 2014

Ana Merino, Andrea Jeftanovic y Liliana V. Blum recomiendan los mejores libros del 2014

literal-editor

Ana Merino

El 2014 ha tenido libros estupendos, empezando por uno de cuentos de mi padre José María Merino o una reedición de cuentos de mi compañero Manuel Vilas. Dejando a un lado, el talento familiar y el de los afectos, voy a recomendar tres publicaciones que me parecen muy sugerentes.

Recomiendo Valores nominales de la poeta Itzíar López Guil (Ediciones de La Discreta, 2014) . Un libro en el que la poeta con su magníficos versos se compromete con el mundo y nos hace reflexionar sobre la existencia humana. Es conmovedor e intenso, y lleno de momentos plenos y emocionantes. La poesía entra en diálogo con las vidas y profundiza en su esencia y su cotidianidad desde los dolorosos márgenes.

Recomiendo Teatro 1989-2014 de Juan Mayorga (Ediciones La Uña Rota, 2014). Otro autor comprometido con la realidad humana. El teatro es un espacio literario necesario, y este volumen es una oportunidad para recorrer la obra de uno de los mejores dramaturgos en habla española. La edición es maravillosa y reúne veinticinco años en un solo volumen. Es un auténtico lujo poder admirar el teatro de Mayorga, la genialidad de sus tramas y la delicadeza de sus palabras en una edición tan bonita.

Recomiendo Viñetas de Vida, el volumen de cómics coeditado por Astiberri con Oxfan Intermón, 2014. En esta pieza Sonia Pulido, Miguel Gallardo, Álvaro Ortiz, Isabel Cebrián, Cristina Durán, Miguel A. Giner Bou, Paco Roca, David Rubín, Antonia Santolaya y Enrique Flores, nos llevan por Latinoamérica, África y Asia, para enseñarnos los proyectos de cooperación española en diferentes comunidades. Historias a viñetas que nos educan en el arte de la solidaridad y el compromiso con el prójimo. Comics estupendos, de un abanico de autores que saben conmovernos desde  las viñetas, con sus dibujos, bocadillos y cartelas.

Andrea Jeftanovic 

Leo mucho, no puedo elegir tres, tampoco solo leo libros del año, comentaré los libros que llegaron este 2014 a mis manos y que leí con entusiasmo:

La nieta del señor Linh de Philippe Claudel: Despido este año con el libro de un abuelo que viaja con su nieta bebe escapando de una guerra a un país desconocido, allí no tiene nada solo un amigo vagabundo que lo espera en el banco de una plaza. Una historia tierna, de supervivencia, de lazos, de amistad, de destino.

La imaginación del padre de Luis López Aliaga: Una novela que recorre la historia de ese padre real e imaginado, ese vínculo de vida que pasa por las heridas, la frustración, la lealtad, la identificación y la decepción. Honesto recorrido por una biografía de un padre inmigrante que viene desde el Perú y se instala en Chile, habitando un entrelugar entre la nostalgia del que se fue y no retorna.

La novia liberada de A.B. Yeshohua. Una novela de un erudito estudioso en la cultura árabe que, sin embargo, no logra saber los secretos más íntimos de su familia, en específico, el motivo de divorcio de su hijo. Una novela que cruza las fronteras, intentando comprender dos culturas, dos lenguas y dos vidas.

Más allá del tiempo de David Grossman. Libro inclasificable, dramaturgia, novela, carta, elegía, obra de teatro, y poema  que narra el complejo proceso de duelo de un padre que pierde a su hijo y se enfrenta al dolor, las inquietudes, la rabia, la impotencia, la ironía de este evento trágico.

O caderno Rosa de Lori Lamby de Hilda Hilst. Este libro es algo como la Lolita brasilera. Una novela que explora en el deseo sin tapujos y gran prosa. Hilda Hilst es el mejor secreto guardado de la literatura brasilera y la narrativa erótica.

98 segundos bajo la sombra. Este es el regreso de la escritora boliviana Giovanna Rivero, con una novela donde explora ese campo que maneja tan bien como es  la adolescencia. La narradora se adentra en una Bolivia maníaca por la falsa espuma del narcotráfico, la escuela de monjas católicas y el descubrimiento de la escritura como oficio.

Las buenas personas de Nir Baram. Una novela madura, y de un autor muy joven, que nos lleva a la vida de dos jóvenes en una época de preguerra y nos hace seguir los derroteros de sus complejas decisiones que los llevan a corromper sus ideales en un momento polarizado de la historia.

Obra Narrativa de Marta Brunet. Una compilación de unas de las mejores escritora chilenas, maestra en el cuento y en la novela con una mirada de vanguardia y una prosa que incorpora la oralidad rural. Increíble que haya escrito lo que escribió hace más de cincuenta años. Además, la edición crítica de Natalia Cisterna hace que los textos ganen mucho, enriqueciendo sus expresiones. Y lo antecede un prólogo maravilloso  escrito por Lorena Amaro, una talentosa ensayista. Un equipo de tres mujeres que se potencian unas a otras.

Diario de la caída de Michel Laub. Una novela de un autor brasilero que se las trae, una historia sobre la culpa que transita de generación en generación, una trama eléctrica y sorprendente, escrita en círculos.

La ola de Liliana Colanzi.  Una y otra vez lo confirmo, esta autora es una gran cuentista, de pulso firme e historias cautivantes. Historias que fluyen solas entre Bolivia, los Estados Unidos y el mundo.

Nada. Retrato de un insomne de Blake Butler. Gocé este libro entre ensayo y novela que recorre las experiencias de las personas que sufren conciliando el sueño. Un recorrido erudito y original por las pesadillas, terapias, estrategias y fármacos acerca de ese miedo nocturno de entregarse al descanso.

El país íntimo de María Barbal. Qué descubrimiento esta autora catalana que es capaz de escribir imágenes líricas, solo un ejemplo y  con eso lo digo todo: “Ahora pienso que cada persona tiene dentro un espacio único y variado, con territorios secretos como los tiene un país. Y cuando nos enamoramos de alguien, tan solo hemos divisado la punta de una montaña o el horizonte de un lago que centellea bajo la luz primaveral dentro del territorio del otro”.

Liliana V. Blum

Mi lista de libros:

1. Doña Flor y sus dos maridos, de Jorge Amado.

Una lectura deliciosa y divertida, que disfruté de principio a fin. Su prosa es al tiempo fluida, poética, repleta de imágenes, pero sobre todo como una conversación con el tío abuelo que sabe contar las mejores historias en la sobremesa. Jorge Amado fue mi gran descubrimiento este año.

2. Game control, de Lionel Shriver

Una novela que yo pondría en el género de lo cómico-monstruoso y que página a página me tuvo prendida. A través de una efectiva pero brutal propuesta para controlar la población mundial y salvar a la raza de auto destruirse como las manadas de elefantes, Shriver hace una crítica contundente a la hipocresía de las ONGs y los programas del primer mundo aplicados a los países en desarrollo.

3. El lugar sin límites, de José Donoso

Un libro que se lee como agua. Un libro que te seduce para que te enamores de todos y cada uno de los personajes. Un libro que provoca una lectura engolosinada, el disfrute por el disfrute del lenguaje.

Pilón:
Under the dome, de Stephen King

La primera parte tiene casi 800 páginas y era casi doloroso dejar de leer. La sensación cuando leo a King es galopar mundo adentro (su mundo) y perderme por completo. Esta es una novela distópica, política y de ciencia ficción al mismo tiempo. No por eso deja de ser hermosa. King tiene la capacidad de hacer personajes bien humanizados con apenas unas certeras pinceladas. Las cuestiones que se plantean aquí son casi filosóficas y tienen que ver con  el bien y el mal, con la naturaleza humana. Para mí es genial.


Posted: December 26, 2014 at 5:46 am

There is 1 comment for this article

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *